Apadge

Energía de Km0

APADGE se suma al proyecto “Energía KmO” impulsado por la Federación Nacional de Gestores Energéticos mediante un programa europeo para generar modelos de participación ciudadana e integración de la energía solar fotovoltaica en los ámbitos urbanos, generando comunidades energéticas de ámbito local.

Una comunidad energética es un nuevo modo de generar, usar y gestionar la energía a nivel local a través de la cooperación de diferentes agentes (ciudadanía, administración , y pymes) que contribuye a la creación de un sistema energético descentralizado,  justo, eficiente y colaborativo. 

Además, es una nueva figura jurídica que está empezando a jugar un papel fundamental en la necesaria transición energética para  la lucha contra el cambio climático. Y es que, a día de hoy, el consumo de energía en edificios representa alrededor del 40% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.

Las actividades principales con impacto social y medioambiental que se pueden desarrollar bajo el paraguas de una comunidad energética y bajo la gestión del gestor energético son:

  • Generación de energía renovable: autoconsumo compartido y plantas de generación colectivas.
  • Distribución de la energía: gestión y mantenimiento de cableado, transformadores, etc.
  • Suministro de energía: a través de la compra conjunta de energía 100% renovable en el mercado mayorista de electricidad.
  • Intercambio de energía entre particulares “peer to peer”.
  • Agregación de energía: ofrece servicios de flexibilidad y balance de la red al operador del sistema (REE) y las distribuidoras.
  • Almacenamiento compartido de energía.
  • Prestación de servicios de eficiencia energética: para vecinos, comercios e industria local paguen lo justo y necesario en su factura.
  • Prestación de servicios de recarga para vehículos eléctricos.

APADGE, cuenta para el desarrollo de este proyecto con diferentes partner homologados que engloban desde la ingeniería técnica, hasta la cobertura jurídica pasando por la inversión económica y la posterior operación del comportamiento energético.

APADGE pretende establecer acuerdos y sinergias con diferentes entidades públicas y privadas del sector residencial para introducir estas soluciones en los procesos de regeneración urbana, rehabilitación o renovación. Entre ellos están los colegios de administración de fincas, las entidades públicas de vivienda o incluso los ayuntamiento con  edificios públicos integrados en entornos urbanos.

Ya se han analizado más de 6 edificios residenciales y evaluado al menos 4 de ellos pasando a la siguiente fase técnica y validación por parte de la propiedad. Se espera que la primera comunidad energética este constituida y operativa para el primer trimestre de 2021.