El 82% de las PYMES españolas necesitan mejorar su Eficiencia Energética.

El Día Mundial del Ahorro Energético, celebrado el pasado 21 de octubre, estuvo marcado por la publicación del segundo Informe de Comportamiento Energético de las Empresas Españolas 2017 elaborado por Endesa; un informe cuyos datos se desprenden del análisis sobre la materia durante los último tres años y en una muestra de más de 2.200 empresas españolas pertenecientes a los sectores de la Hostelería, la Industria, la Agricultura, Comercio y Servicios sometidas a auditoría energética.

La Eficiencia Energética es, para la mayoría de las empresas sometidas a estudio, su principal talón de Aquiles. Tanto es así que un 82% de las PYMES tienen pendiente la implementación de medidas de eficiencia energética que suponga, no solo la toma de conciencia sobre la misma, sino también un ahorro energético y por tanto monetario en la empresa.

Contratación energética, consumos fantasmas y medidas para la mejora de comportamiento energético; son los tres pilares en los que se sustentan este estudio que, además, clasifica el potencial de ahorro conforme al consumo energético dejando las siguientes conclusiones:

  • El 29% de las empresas tendrían un potencial de ahorro inferior al 10% de su consumo energético.
  • El 21% un potencial de ahorro entre el 10% y el 20%.
  • El 35% conllevarían un potencial de ahorro superior al 20% de su consumo energético. Es el sector terciario el que más potencial de ahorro presenta ya que un 56% de las empresas de servicios analizadas se enmarca en ese potencial de ahorro del 20%.

La potencia contratada puede ahorrar hasta 2.000 euros anuales

La mitad de las empresas analizadas podrían mejorar su contratación energética mediante el ajuste de la potencia contratada. El estudio revela que un gesto tan sencillo, y que no requiere de inversión, supondría un ahorro inmediato en la factura de entre 500 y hasta 2.000 euros anuales para el 40% de las empresas de la muestra. En este sentido, al sector terciario le queda mucho camino por recorrer; el 55% de las empresas del sector servicios han de optimizar la potencia contratada. En la otra cara de la moneda se sitúa el sector agrario con un 50% de posibilidades de mejora.

El 41% de las empresas españolas tienen consumos fantasma

Otra de las problemáticas que frenan la eficiencia energética en el seno de las PYMES españolas es el consumo fantasma de electricidad. El 41% de las compañías del informe mantienen conectados a la red de forma permanente sus aparatos electrónicos y aunque es un dato muy mejorable, puesto en relación con el 70% de consumo fantasma que arrojaba el primero de los informes, la mejora es notable.

Si atendemos a la clasificación sectorial, la hostelería ocupa el primer puesto en el podium del consumo oculto.  Las auditoría realizadas revelan que el 46% de las empresas hosteleras presentan este problema, probablemente apoyado en parte, por la falta de concienciación sobre ahorro energético del propio cliente.

Fuente: Informe de Comportamiento Energético de las Empresas Españolas 2017, de Endesa.

Soluciones de eficiencia energética: una asignatura pendiente

Otra de las conclusiones que lanza el informe de Endesa y confirma la falta de concienciación sobre eficiencia energética en las pymes españolas se sustenta en el hecho de que tan solo un 18% de las empresas auditadas implementa medidas de mejora, siendo los sectores comercio y servicios los más ineficientes en este punto (16%) y el sector hostelero el que implementa más mejoras (21%).

Como hemos visto hasta el momento, las soluciones de mejora de la eficiencia energética en las empresas pasa por la optimización de la potencia contratada y la reducción de los consumos fantasmas y junto a ellas, la instalación de soluciones de iluminación LED y el control de la energía reactiva.  Sobre esta última solución queda mucho por hacer ya que el 76% de las empresas del informe no disponen de equipos de batería condensadoras.

La puesta en marcha del conjunto de estas medidas darían lugar a un ahorro estimado en más de 4.600 euros anuales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *