BIOMASA, un Mercado negro como el carbón.

expobiomasa2017

Hace unos días terminó en Valladolid la última edición de la feria más prestigiosa sobre la biomasa y su mercado. Una feria bien organizada, estructurada, con contenidos técnicos de calidad y apoya en experiencias de profesionales, empresas y colectivos.

Una feria que abarca todos los ámbitos de la biomasa, desde la gestión de la materia prima, hasta los equipos de combustión pasando por el transporte de la materia prima o por los elementos hidráulicos o de control térmico. Este año además con una importante presencia internacional.

Desde Apadge, nos gustaría trasladar nuestra más sincera enhorabuena a la organización a los patrocinadores y a las organizaciones que hacen posible este tipo de eventos, pero…¿Como está realmente el mercado de la biomasa? La feria fue un claro exponente.

La biomasa, surgió con fuerza bajo el paraguas de la sostenibilidad, de la burbuja económica y de los elevados precios del petróleo. De la noche a la mañana aparecieron en el mercado multitud de fabricantes, marcas, productos, supuestos especialistas, profesionales, técnicos, etc. etc.. Los responsables políticos se ofrecían a desarrollar grandes planes de gestión forestal o incluso a recoger los muebles y montar plantas públicas para producir pellet. De la noche a la mañana se iban a transformar todas las calderas y quemadores de gasoil y gas en biomasa, todo tenía que tener el sello verde y las ESES iban a desarrollar y asumir grandes proyectos.

biomasa2

Hoy, cinco años después de toda esta explosión energética ligada a la biomasa, el escenario es totalmente diferente. Hemos pasado de un escenario totalmente optimista y extremista a una actividad reducida a la mínima expresión. Y hablando metafóricamente, hemos reducido los bosques y los tocones de madera al carbón de la mejor calidad… un combustible lento, pero de calidad y seguridad. ¿Y quién compra carbón hoy?

El precio de combustible convencional ésta en mínimos históricos, los vendedores de equipos hicieron estragos y vendieron malas soluciones que han afectado a la imagen de la biomasa, algunos fabricantes de materia prima se querían aprovechar del “todo vale” y mezclaron madera con otras muchas cosas. Los instaladores y mantenedores, se pensaban que la gestión de una planta de biomasa era encender y tomarse un café y el usuario se pensaba que iba a pagar menos que usando energías convencionales. Con estas situaciones, generadas por los propios agentes del mercado, la situación de bonanza y esperanza se ha convertido en una travesía por el desierto.

Expobiomasa ha sido el máximo exponente de la situación del mercado. Muy buenas soluciones y muy buenos productos con profesionales curtidos y experimentados a los que el mercado ha dejado a un lado. La capacidad de la economía para absorber las tecnologías y soluciones existentes es limitada y actualmente coartada por la incertidumbre política internacional y los precios del petróleo. Un mercado sobredimensionado para las necesidades actuales del mismo.

¿A que lleva esta situación? A que muchas compañías tengan que reducir precios, márgenes, inversiones, innovación y sea necesario una reordenación del mercado. En la feria se encontraban infinidad de fabricantes con productos muy similares y con escasas diferencias, si le sumamos la desgana del cliente final por invertir en estas soluciones, la foto final es fácil de imaginar.

Desde Apadge, queremos apostar por  la biomasa como una solución eficaz y efectiva siempre y cuando no puedan implantarse otras soluciones que, a igualdad de condiciones y precios, puedan garantizar las prestaciones exigidas. Apostamos por utilizar la biomasa allí donde el círculo del proceso integral de la biomasa pueda verse completado y donde las ventajas competitivas que puedan surgir superen con creces las existentes bien sea por el coste o por la reducción de emisiones de C02 o por la mejora de competitividad empresarial.

Insistimos en agradecer el esfuerzo del sector, pero invitamos al desarrollo de estrategias que permitan equilibrar la balanza entre la oferta y la demanda. Sera la máxima garantía para que a medio y largo plazo pueda existir un sector profesionalizado y de calidad.

biomasa1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *