APADGE en el Diario de Sevilla: Los gestores energéticos se unen para reivindicarse como profesión de futuro

IR A DIARIO DE SEVILLA (DIGITAL)

DESCARGAR PDF DIARIO DE SEVILLA (PAPEL)

 

joJosé Ortega, presidente de Apadge, dice que este nicho de empleo será un revulsivo para la economía andaluza en los próximos años.

José Ortega, presidente de Apadge, la Asociación Profesional Andaluza de Gestores Energéticos, asegura que la profesión de gestor energético supondrá un verdadero revulsivo para la economía andaluza durante los próximos años, convirtiéndose en uno de los principales nichos generadores de empleo en la región, hasta alcanzar la cifra, entre empleos directos e indirectos, de 100.000 puestos de trabajo en el horizonte 2030.

Para José Ortega, “el sector de la sostenibilidad ha supuesto un volumen de negocio en Andalucía de unos 178 millones de euros en 2016, con unas perspectivas de crecimiento para 2017 de un 12,60%”. “Me atrevo a armar -explica- que no hay ningún sector que vaya a ser más decisivo en la economía andaluza como el de la eciencia energética y la rehabilitación integral en los próximos años”.

Apadge es la única asociación profesional de ámbito andaluz, y la primera en constituirse en España, que se centra en acreditar, impulsar y defender los intereses de los gestores energéticos en la región. Integrada en Fenage, la Federación Nacional de Asociaciones de Gestores Energéticos, de la que José Ortega es también presidente, surgió a nales de 2013 con el objetivo de poner en valor la gura del gestor energético como profesional multidisciplinar con cualicación y competencias para desarrollar el ciclo completo de la gestión en eciencia energética. La asociación aglutina ya a más de un centenar de gestores energéticos, y para nales de 2017 espera contar con 500 gestores asociados.

La eclosión de la gura del gestor energético como profesión va a venir motivada, fundamentalmente, explica José Ortega, por dos factores: por un lado, por la exigencia de la nueva normativa europea, y sus correspondientes transposiciones estatales y autonómicas, de reforzar los criterios de eficiencia energética; y por otro, por la necesidad de reconversión de los profesionales del sector de la construcción. Sin embargo, denuncia Apadge, esta gura, por su novedad, aún no está todo lo asentada que debiera. Así, aunque todos los edificios de viviendas y de uso terciario están obligados a contar con certificación energética, se han venido produciendo malas prácticas. Del total de certificaciones realizadas en 2016 en Andalucía, “más del 98% se han acogido a las categorías más bajas de certificación (F y G). Ello se debe a que la certificación es considerada por los propietarios como un fastidioso trámite burocrático, lo que repercute negativamente sobre la imagen del sector y distancia a la certificación de su verdadero objetivo, que es mejorar la eficiencia energética”.

“Se está avanzando la idea de que la certificación energética es un invento para sacar dinero a los ciudadanos, una especie de impuesto más, cuando no tiene nada que ver con eso”, arma.
De este modo, al contrario de cierta extendida creencia, la eficiencia energética no se centra en la venta de un producto o servicio concreto, sino en el conjunto de estrategias, procesos y acciones que tienen como consecuencia el ahorro energético de cualquier tipo de instalación.

Una Oficina para poner en contacto oferta y demanda

Apadge persigue también fortalecer un espacio de colaboración dinámico y productivo entre todos los agentes que intervienen en la eficiencia energética, incluyendo tanto a gestores como a empresas de productos y servicios energéticos y al propio mercado. Para ello, Apadge está promoviendo la Oficina de Impulso al Mercado Energético Andaluz, con la intervención de diversos actores públicos y privados relacionados con la eficiencia. Se trata, como explica José Ortega, de “un proyecto a la vanguardia nacional en materia de eficiencia energética que pretende crear un espacio colaborativo entre profesionales de la gestión energética orientado a satisfacer las demandas de particulares, empresas y asociaciones en el ámbito del ahorro de energía”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *