La Eficiencia Energética en colegios

dsc_0210

Estamos en plena vuelta al cole. Los padres lo sabrán bien. Durante los próximos nueve meses dejarán a sus pequeños ocupados aprendiendo a crecer hasta hacerse personas adultas, coherentes y socialmente aceptables. A cambio los padres reciben una casa maravillosamente tranquila durante todo el día, pero también lo notarán en el consumo energético de la misma.

El consumo se trasladará a las escuelas, llenas de pequeños cuerpos y mentes ávidos de nuevos retos y rebosantes de energía. Pero, ¿Cuánta energía se utiliza para mantener nuestras escuelas funcionando? Según el programa estadounidense para la eficiencia energética Energy Star el gasto energético de los colegios de los EE.UU. y Canadá alcanza los 12.600 millones de euros. Esto es mucho dinero.

¿De dónde viene todo este gasto? Normalmente, la calefacción, iluminación y climatización de despachos consumen alrededor del 70% de toda la energía. Esto son 8.800 millones de euros que se gastan cada año en mantener la temperatura correcta e iluminar los centros.

Aunque el consumo de energía sólo representa entre el 2 y el 4% de los gastos de la mayoría de los centros, parece que hay mejores usos para este dinero, por ejemplo: más profesores, más excursiones, más ordenadores, más becas, etc. En esta época de recortes presupuestarios, reducir los costes de la energía, tener un funcionamiento más eficiente en los centros, mejorará el sistema educativo, proporcionará a los estudiantes más educación.

Afortunadamente hay muchas escuelas que están liderando iniciativas para maximizar su eficiencia energética. La eficiencia energética se presenta como la forma más lógica de reducir costos en los colegios.

¿Qué está pasando en España? Las iniciativas en materia de eficiencia energética están llegando y la concienciación cada vez es mayor. Está de moda esto de la eficiencia energética. ¿Pero las administraciones se están implicando? Recientemente hay distintos impulsos. Desde el gobierno central, a través del IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) se está impulsando Planes de Ahorro para la Eficiencia Energética, que fija unas estrategias y objetivos para cumplir. Estos planes son el origen de los que las distintas Comunidades Autónomas están promoviendo, creando hasta Entes o Institutos que velan por la eficiencia. Como ejemplo el de Andalucía, con la Agencia Andaluza de la Energía.

En Andalucía se ha desarrollado el Plan de Acción de Eficiencia Energética Andalucía 2020 que cuenta con 117 medidas que se desarrollarán entre 2016 y 2017, de las cuales, 70 acciones se distribuyen en cinco programas distintos.

Estos planes autonómicos y nacionales, están muy bien, pero la energía la consumen las personas, los individuos. ¿Se está haciendo algo a escala de consumidor? Lo primero es renovar las instalaciones con nueva inversión, estos planes están facilitando mucho las cosas, porque cuando las administraciones necesitan ahorrar, lo necesitan ya. No pueden realizar una nueva inversión, esperar a amortizarla y, luego ahorrar.

Este es el panorama que encontramos a diario. Después de la renovación de instalaciones llega la concienciación y, por la red se encuentra alguna campaña dirigida a los usuarios de centros públicos.

La mayoría de estos programas de trabajo deben involucrar tanto a estudiantes como profesores, sumando a todos a la causa de acabar con el derroche energético.

Un comentario en “La Eficiencia Energética en colegios

  • Centro mi comentario en este párrafo literal: ” Lo primero es renovar las instalaciones con nueva inversión, estos planes están facilitando mucho las cosas, porque cuando las administraciones necesitan ahorrar, lo necesitan ya. No pueden realizar una nueva inversión, esperar a amortizarla y, luego ahorrar”.

    ¿Cómo se explica esto al responsable oportuno del colegio?. Los colegios son de las Comunidades Autonomas, el mantenimiento corresponde a los Ayuntamientos y el director debe ajustarse al presupuesto asignado (cada vez as justo). Conclusión: pasar balones al tejado del otro.

    Eficiencia Energética no está vinculado con inversión. Ni mucho menos. Hay pequeñas actuaciones que mejoran la calidad energética del edificio en cuestión. La cuestión es mucho mas sencilla: hay indicadores que son tangibles y valorables que ningún corresponsable del colegio ni los tiene valorados.

    El gestor energético es una figura relevante en el nuevo marco económico y social, dando un valor añadido a la organización en la que preste sus servicios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *