Entrevista al nuevo responsable de orientación laboral y formación de APADGE

Don Luis Mª Sánchez Garcia, acaba de ser nombrado vocal de orientación laboral y formación dentro de la estructura de APADGE.

La formación y las salidas profesionales son dos elementos fundamentales para el desarrollo de la profesión del gestor energético y por ello es necesario definir un perfil y un camino que permita a los futuros profesionales disponer de las capacidades y competencias necesarias para resolver aquellos retos que se les propongan. Hablamos con el nuevo vocal.

luis_ms

¿Porque es tan importante la formación dentro del desarrollo de la gestión energética?

Actualmente tenemos un abanico importantísimo de oportunidades de mejora que a su vez son oportunidades de negocio. ¿Por que no se mueven? Tras un análisis detallado de la situación nos encontramos con un problema fundamental, la comunicación. Tenemos actualmente dos posiciones enfrentadas y que no hablan el mismo idioma. Los responsables económicos no entienden las soluciones técnicas y los técnicos no son capaces de hablar de los beneficios económicos. O nos ponemos a cambiar esta situación o no la mejoraremos nunca.

Y para ello, solo podemos apostar por la formación. Por un lado para formar a nuevas generaciones de técnicos y de responsables económicos que entiendan y hablen los mismos lenguajes y por otro motivar a los actuales para que entiendan las propuestas y posiciones de los interlocutores que tienen enfrente.

Cambiar la situación actual será tediosa y larga, por ello hay que apostar por que las nuevas generaciones conozcan, entiendan y asuman que la eficiencia energética y la gestión es fundamental para el desarrollo de cualquier actividad y sociedad.

¿Cuáles serán tus funciones dentro de APADGE?

Inicialmente asesorar a la organización en las metodologías más convenientes para conseguir verdaderos profesionales de la gestión energética. La formación va a ser un vía fundamental para cambiar el mercado energético y es necesario que los procesos de transformación que se están poniendo en marcha incorporen una visión clara del mercado y de las necesidades del mismo, más allá de los apartados o conocimientos técnicos.

Y por otro lado, desempeñare una posición de orientador laboral, ayudando a las empresas o profesionales que quieran desarrollarse en este sector a ser eficaces en la consecución de sus objetivos, asesorándoles a identificar sus fortalezas y debilidades.

A lo largo de mi experiencia he cometido muchos errores y como se lo que supone. No quiero que nadie los cometa. La experiencia y el conocimiento del medio después de casi 25 años, me ha proporcionado una visión particular del sector y es el momento de compartirla con aquellos que quieran ayudarnos a transformar la forma de utilizar la energía.

¿Cuáles son las salidas profesionales para un gestor energético?

Ilimitadas. El gestor energético puede o bien pertenecer a la estructura de cualquier empresa o bien prestar servicios externalizados. El gestor energético es una figura similar al responsable de prevención. Las empresa pequeñas tiene una subcontrata que se encarga de todo y las grandes han  formado o incorporado a un profesional que gestiona todos los procesos.

El gestor energético es ese técnico de prevención que se encarga y gestiona todo lo relacionado con la energía desde donde se compra hasta como se consume.

Lógicamente esta figura debe ir entrando poco a poco en el mercado, pero su incorporación es inevitable.  En cualquier sector, en cualquier aplicación la energia juega y va a jugar una posición fundamental en el desarrollo de la empresas y de la sociedad.

Aquellos que sean más eficientes podrán competir, el resto están condenados a cerrar.

Que recomendarías… ¿A un profesional en activo o alguien que este pensado en entrar en este sector?

A un profesional en activo que se forme en aquello que desconozca y que pueda aportarle un grado de diferenciación o de profesionalidad mas elevado. Muchas veces no se trata de adquirir contenidos técnicos propios de la actividad sino de profundizar en otros que pueden verse como secundarios pero son vitales para conseguir desarrollar proyectos. Es fundamental formarse en temas económicos y financieros. Saber interpretar un balance, realizar una vialidad y analizar los riesgos de una operación son vitales para no cometer errores.

Ampliar conocimientos en marketing y comunicación es otro apartado importante. Poder defender un proyecto con soltura, con calidad y con eficacia puede hacer decantar la balanza hacia un lado u otro.

Y para aquellos que se inician, prácticamente los mismo. No basta con adquirir conocimientos técnicos, hay que profundizar en metodologías ligadas a la gestión, ligadas a desarrollo de servicios de consultoría y asesoramiento. Es necesario tener capacidades transversales y que abarquen todos los ámbitos posibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *