Los españoles se resisten a tomar medidas para ahorrar en gasto energético

Las campañas informativas son constantes para que los hogares españoles ahorren más de lo que hacen en la factura energética, pero se percibe una resistencia a cambiar de hábitos y, también , a abordar mejoras en los equipamientos. En este último caso, debido a la situación económica de las familias.

Según un informe sobre Eficiencia Energética, elaborado por la Fundación Gas Natural Fenosa, los hogares españoles pueden ahorrar de media cerca de 300 euros al año, el 27% de su factura de gas y electricidad. El potencial de ahorro de las familias suma 5.350 millones de euros al año.

El Índice refleja que el mayor potencial de ahorro energético del hogar está en los electrodomésticos (42,9%), la iluminación (26,2%)  y la calefacción (25,5%). Los porcentajes son inferiores en aire acondicionado (19,5 %) y agua caliente sanitaria (12,6%).

La proporción de hogares en los que el ahorro energético es igual de importante a como lo era antes de la crisis se ha incrementado de un modo considerable desde 2013, y ha pasado de representar un 36% al 51,8 %. En cambio, ha aumentado el porcentaje de quienes muestran su preocupación por el medio ambiente, del 79% al 83%.

casa_ahorroDesde APADGE nos importa estos datos, y apostamos por el ahorro de energía y la sostenibilidad de los recursos por el bien del Medio Ambiente.  Por todo ello,para conseguir hogares con un consumo eficiente de la energía,  impulsamos la figura del Gestor Energético en la sociedad actual.

El gestor energético podría ser la clave para impulsar el ahorro en los hogares españoles. A traves de la  información y del análisis de los datos, el gestor energetico ayuda al consumidor a posicionarse al frente de su consumo y coste energetico.

Utilizando las comparativas de perfiles, el usuario se siente identificado y puede iniciar un cambio de comportamiento para conseguir un ahorro en la economía familiar, que siempre viene bien.

Algunos de los hábitos de eficiencia energética más extendidos en los hogares españoles son la utilización de termostatos para regular la temperatura o el uso eficiente de la lavadora y el lavavajillas.

En cambio, permanecen como asignaturas pendientes la adopción de sistemas de gestión energética o domótica en el hogar y un mejor mantenimiento de frigoríficos y congeladores.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *