PREGUNTAS FRECUENTES – Nueva sección en nuestra web

1P.- ¿Por qué el camino de la eficiencia energética  supone una oportunidad para el empleo y/o el emprendimiento?

R.- Porque existe una demanda real en todos los sectores y en todas las actividades.

  • Por un cambio en las Directivas Europeas, que afectan a todos y que obligan a trabajar bajo elevados parámetros de sostenibilidad.
  • Porque puede permitir un alto grado de fidelización de clientes gracias a la gestión de  sus instalaciones.
  • Porque la actual preocupación de las empresas por mejorar su competitividad y su rentabilidad,  pasa por reducir sus costes energéticos.
  • Porque se trata de un mercado con potencial aun sin explorar y con unas amplias perspectivas de futuro.

Y Porque el mercado existente para el desarrollo de negocios que esté apoyado o basado en la eficiencia energética es realmente elevado, hablamos por ejemplo de:

  • Construcción.
  • Rehabilitación.
  • Industria.
  • Comercio.
  • Pymes.
  • Turismo.
  • Hostelería.
  • Sector primario.
  • Sector público.
  • ….

 

2P.- ¿Cuál es su dinámica actual y futura en el mercado laboral?

R.- es una de las áreas más dinámicas, amplias y crecientes del mercado de trabajo: los empleos verdes (green jobs). Este tipo de trabajos representan un segmento muy dinámico en el mercado de trabajo que requiere nuevos empleos y nuevas habilidades. En general, el 37% de las PYME europeas declara tener al menos una persona con un empleo “verde”, un porcentaje que, según las declaraciones de las empresas, se espera que alcance el 50% en 2015. Esta área es además muy diversa en cuanto a segmentos, desde edificios que ahorran energía hasta edificios con cero emisiones, perfiles profesionales y niveles, desde obreros hasta gerentes.

 

3P.- ¿Qué previsiones y tendencias se esperan?

R.- Es de notable potencial el desarrollo de negocios en base a la eficiencia energética.

Las empresas de servicios energéticos tendrán un papel fundamental en la consecución de los objetivos de ahorro y eficiencia energéticos, y de reducción de la dependencia energética en los próximos años, recogidos en los diferentes planes puestos en marcha a escala europea y nacional.

  • El “Paquete Legislativo Verde”, principal marco normativo en el ámbito europeo, incluye los instrumentos necesarios para alcanzar el objetivo de cubrir con energías renovables al menos un 20% del consumo de energía final en toda la UE en 2020 y reducir las emisiones, para ese año, en un 20%.
  • Asimismo, cabe destacar la Propuesta de la Directiva Europea sobre Eficiencia Energética, la cual introduce medidas obligatorias, como la renovación de edificios públicos y los planes de ahorro de energía para las compañías energéticas.
  • A escala nacional, el Plan de Ahorro y Eficiencia Energética 2014-2020 da continuidad a los anteriores planes aprobados en el marco de la Estrategia de Ahorro y Eficiencia Energética en España 2004-2012 para dar respuesta a las exigencias recogidas en la Directiva 2006/32/CE sobre la eficiencia del uso final de la energía y los servicios energéticos.
  • La creciente concienciación medioambiental y el potencial de desarrollo de la rehabilitación energética de edificios también tendrán un impacto positivo en la demanda de estos servicios en los próximos años.
  • A pesar de que los recortes presupuestarios en todos los ámbitos suponen un freno al crecimiento del negocio, se estima que el valor del mercado de servicios energéticos cerrará el ejercicio 2015 con una cifra cercana a los 1.500 millones de euros.

4P.- ¿Cuál es la situación actual de las instalaciones o suministros energéticos en empresas, industrias, comercios, viviendas…?

R.- Generalmente mala. Es habitual ver instalaciones muy complejas y que podrían ofrecer grandes beneficios apagadas o mal programadas por falta de especialización, tiempo o responsabilidad. Es habitual ver equipamientos en mal estado cuando nadie supervisa su funcionamiento. Nadie presta la suficiente atención al proceso energético más allá del coste.

La tecnología, las energías renovables, las normativas actuales no están cambiando los hábitos de consumo ni la forma de consumir la energía. Todavía es habitual encontrase equipamientos de alta tecnología funcionando como hace 25 años. Y es normal que un mismo empleado realice operaciones de mantenimiento o adecuaciones de mecánica y de paso se encargue de la regulación de un sistema de calentamiento de 1000 kw con un coste anual de 100.000 €. Existe, sin duda una falta de especialización y de supervisión.

 

5P.- El mercado energético europeo e internacional está haciendo algo para mejorar la eficacia  y eficiencia de la energía?

R.- Las normativas están poniendo el marco al desarrollo de la eficiencia y del ahorro energético. Europa, está desarrollando y lanzando a sus países miembros infinidad de regulación en todos los sentidos y todos los ámbitos. Normativas para la reducción de la demanda, normativas para la eficiencia, normativas para la sostenibilidad y además se están apoyando en multitud de ayudas para adecuar y adaptarse a estas normativas. Se podría decir que desde los altos estamentos políticos las cosas se están haciendo bien. Es a partir de lo que toca a cada país, a cada región o a cada consumidor, donde esas leyes o normativas no terminan de llegar con la fuerza necesaria.

Es necesario, tomar como guion las normativas y directivas actuales y futuras y verlas como un camino a seguir para mejorar el funcionamiento energético y es fundamental que además se realicen procesos integrales y medibles.  Es fundamental apoyarse en equipamientos probados y en empresas especializadas. Es fundamental dinamizar y controlar esos procesos y sus grados de cumplimiento y resultado.

 

6P.-¿Qué percepción tienen los usuarios de la energía, de su coste y de la repercusión en sus procesos empresariales o de vida?

R.- La única percepción que tienen los consumidores de la energía, sea del tipo que sea es que es cara, que para lo que consumen o utilizan el coste es realmente elevado.

La política energética que se lleva y ha llevado en este país no es desde luego la más adecuada, pero es la que tenemos y solo podemos optar por intentar adaptarnos a ella y actuar en uno de los elementos que siempre se pasar por alto, el consumo. Si somos capaces de consumir menos lógicamente pagaremos menos. Si somos capaces de consumir exclusivamente lo que necesitamos y si somos capaces de reutilizar parte de la energía que consumimos en otros procesos, podríamos reducir nuestro coste a la mitad.

Si fuésemos capaces de cambiar esa percepción, más de uno se sorprendería del resultado. Es fundamental que seamos capaces de compararnos con otros consumidores y que nos posicionemos frente a los más eficientes para adaptar nuestro perfil de consumo hacia criterios de eficiencia y eficacia.

 

7P.- ¿Qué posibilidades existen actualmente en las instalaciones terciarias, industriales o residenciales para ser más eficientes y eficaces?

R.- Realmente muchas. La situación de la gran mayoría de las instalaciones es deficitaria en lo que respecta a la energía o la eficiencia. Hay instalaciones muy antiguas, o sin regulación ni control, con muy bajos rendimientos, utilizando energías excesivamente caras e insostenibles como el gasóleo, hay equipamientos motrices antiguos y obsoletos, hay sistemas de iluminación desfasados y fuera de normas, hay personas con baja formación….en definitiva hay un gran mercado de oportunidades en la renovación o reutilización de procesos, en la sustitución de equipamientos, en la incorporación de tecnologías de alto y bajo coste, en la implantación de medidas a corto, medio y largo plazo, en el desarrollo de procesos a muy bajo coste, a costes de rápida amortización y en proceso de media amortización.

Hay por otro lado empresas con mucha experiencia esperando a que alguien dé el primer paso y les pida soluciones concretas, medibles y asumibles.

 

8P.- ¿Existen actualmente soluciones, productos, normativas y/o empresas que podrían ayudar a minimizar los costes energéticos actuales y mejorar la eficiencia de las instalaciones?

R.- Si, sin duda. Hoy en día estamos viviendo una revolución constante en equipamientos y tecnología. Son los propios fabricantes los que están desarrollando y dinamizando la aparición de multitud de productos, aplicaciones y/o soluciones que podrían reducir y mejorar notablemente el comportamiento energético de los usuarios.

Pero si que hace falta que alguien con criterios independientes y con amplios conocimientos pueda seleccionar y determinar cuáles son las mejores soluciones para cada caso.

Lo que está claro, es que en materia de eficiencia y de ahorro energético no existen soluciones únicas ni milagrosas. En muchos casos las soluciones tienen que ser un compendio de elementos que bien integrados entre sí, permitan optimizar al máximo la energía consumida.

 

9P.- ¿Sería posible hoy en día, ejecutar implantaciones técnicas de cualquier tipo soportadas por los ahorros energéticos que pudieran generar?

R.- Si. Los ahorros generados deben soportar las inversiones a realizar y partiendo de la situación actual en muchos consumidores energéticos, los márgenes podrían permitir infinidad de actuaciones garantizando la implantación de las mejores soluciones, por los mejores profesionales y supervisadas o gestionadas por agentes especializados.

 

10P.- ¿Quien podría dinamizar, gestionar, coordinar y supervisar todos los procesos que tienen que ver con el consumo, demanda y coste energético?

R.- Hoy en día solo hay una persona o profesional que puede y debe realizar esas funciones; el gestor  energético. Hablamos de un profesional nuevo, de una actividad o puesto de nueva creación. Hablamos de un profesional con conocimiento de diversas disciplinas tanto técnicas como económicas, con capacidad para diseñar, desarrollar, supervisar y gestionar estrategias energéticas basadas en los ahorros económicos conseguidos a través de la eficiencia.

 

11P.- ¿Y, qué recursos debería tener esta persona?

R.- Lógicamente se debe contar con una formación especializada, imparcial, completa y sectorial. Hablamos de procesos constantes y específicos. Del mismo modo se debe trabajar y complementar con experiencias profesionales de baja, media y alta dedicación.

Por otro lado debe contar con herramientas específicas que le permitan realizar su trabajo y transmitirlo adecuadamente. Del mismo modo un gestor energético debe crear, organizar y dinamizar redes de colaboradores especializados que le permitan ofrecer servicios, planteamientos o proyectos de ámbito global.

 

12P.- ¿Con la situación del mercado actual, tanto local como regional, nacional o incluso internacional, sería posible desarrollar una actividad profesional directa o para terceros que permitiese la generación de ingresos directos y para terceros ofreciendo además importantes beneficios para los clientes?

R.- La única figura que podría existir y que la sociedad y la empresa está demandando es la figura del gestor energético. El gestor energético debe ser el elemento integrador entre consumidores energéticos que quieren reducir su factura energética, entre fabricantes que desarrollan equipamientos o soluciones y entre profesionales instaladores que garantizan el correcto funcionamiento de los equipos y/o soluciones.

El gestor energético es el agente dinamizador del mercado de la eficiencia energética. Es la pieza que faltaba para que el puzle de la energía funcione y permita mostrar una fotografía más sostenible.

El desarrollo de una región, de un sector y de un país, pasa por que existan profesionales  formados que aplicando criterios y valores adecuados consigan cambiar y vigilar el grado de cumplimiento de  todos aquellos aspectos relacionados con la eficiencia energética.

 

*FUENTES CONSULTADAS PARA LA REDACCIÓN DE LAS RESPUESTAS QUE PRECEDEN:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *