Impulso definitivo de Apadge al control energético de centros deportivos en la I Jornada Técnica junto a Agesport

La I Jornada Técnica sobre el control energético en las instalaciones deportivas, organizada por Agesport y coordinada por Apadge con la colaboración de la Diputación de Málaga ha reunido a un buen grupo de profesionales especializados en la gestión de centros deportivos. El Grupo Simec Energía y su departamento de Eficiencia Energética Fnenergía®, ofrecieron una visión general sobre la situación energética de este tipo de instalaciones y explicaron las posibilidades de recortar gastos en energía, un ahorro que puede resultar muy importante teniendo en cuenta que el consumo de energía supone el segundo mayor de su presupuesto. Este gasto, en la mayoría de los casos, pueden ahogar el funcionamiento diario de un centro deportivo.

Sport Energy constituyó un punto de encuentro clave para los profesionales de la gestión de centros deportivos que con su asistencia reflejaron su interés por mejorar la eficiencia energética en sus instalaciones y conseguir ahorros considerables que optimicen la rentabilidad de este tipo de negocios.

La presentación de la jornada estuvo a cargo del diputado de Deporte de la Diputación de Málaga, quien detalló la situación actual de la eficiencia energética en lo referente a las instalaciones deportivas y comentó la imagen de “aburrimiento” que ha calado en las instituciones y empresas gestoras. Del mismo modo apostó por un desarrollo verdadero de la “eficiencia energética real”, tratando de impulsar la colaboración entre las instituciones y las empresas para conjugar las necesidades de los centros deportivos y las oportunidades que pueden brindar las empresas dedicadas a la eficiencia energética.

La jornada técnica estuvo protagonizada por Luis Mª Sánchez como responsable técnico de Grupo Simec Energía y por Iñaki Mendaza, responsable de FNeNergía en materia de contrataciones energéticas.

En primer lugar, se hizo un repaso a la infraestructura del centro deportivo como consumidor energético, detallando los principales puntos de consumo de energía. También se contextualizó la situación actual con los diferentes marcos energéticos existentes como son el de las energías renovables, el eléctrico y el térmico.

El objetivo fundamental de la Jornada era concienciar  a los responsables de la gestión de instalaciones deportivas de lo importante que es el conocimiento del consumo del centro deportivo;  dónde se consume y por qué se consume. Estos elementos son fundamentales para llevar a cabo cualquier decisión relacionada con la energía y su coste añadido.

Durante la Jornada se dió a conocer el mercado de las energías renovables, y en particular aquellas que son las más utilizadas o las que más se pretende utilizar en las instalaciones deportivas como es el caso de la “biomasa”.  También se expuso  la evolución del mercado eléctrico, donde  Iñaki Mendaza, aclaró las diferentes fórmulas de contratación, las peculiaridades de las distribuidoras y comercializadoras y las fórmulas “engañosas” de algunas compañías, insistiendo en la necesidad de comparar y analizar cualquier opción antes de tomar la decisión del tipo de contrato a elegir. Se presentaron al mismo tiempo, diversos ejemplos de ahorro en contrataciones y en ajustes de potencia ajustados a las necesidades reales de un centro deportivo.

Según Iñaki Mendaza, “hay que aprovechar cualquier oportunidad para ahorrar y si además no requiere una inversión más allá de un correcto asesoramiento, ¿Porqué no utilizarla?, Estamos regalando dinero a las principales compañías eléctricas”

La jornada también abordó todos los aspectos relacionados con la energía térmica, abarcando temas como el cálculo o coste real de €/kwh, la importancia de la realización de planes de mantenimiento, las modas actuales en relación con la biomasa, o todas aquellas operaciones técnicas que pueden llevarse a cabo teniendo siempre presente los ahorros que pueden generar y que permiten la entrada en juego de las llamadas empresas de servicios energéticos.

Se detallaron diversas herramientas de monitorización y gestión energética bajo la normativa ISO50001, como elementos fundamentales para vigilar y controlar la evolución energética y con el objetivo de que sean utilizadas por el propio personal del centro, que debe estar formado para llevar a cabo el control y vigilancia de otros parámetros, como la asistencia o el nivel de ocupación.

Y por último se presentó un modelo de gestión integral donde todos los detalles, instalaciones y personal se organizan en torno a la eficiencia energética. Un modelo de gestión apoyado sobre:

  • Un control exhaustivo y minucioso de las compras energéticas.
  • Un control sobre el rendimiento de los equipos.
  • Producción energética en base a la demanda real del centro.
  • Recuperación energética en todos los procesos.
  • Sustitución de equipos por otros más eficientes.
  • Realización de soluciones flexibles y modulares.

 Uso racional de las instalaciones en función de las necesidades

Para Luis Mª Sánchez, del Grupo Simec Energía, el modelo de centro deportivo ideal en materia de energía sería “aquel que es capaz de utilizar los menores recursos energéticos para mantener sus instalaciones en perfecto funcionamiento, manteniendo una vigilancia constante de sus costes y consumos, implicando a todo el personal en el cumplimiento de los parámetros establecidos, apostando por las energías mas económicas y utilizando aquellas tecnologías que permitan optimizar al máximo sus equipamientos.”

Como conclusiones, y tras un interesante debate, se procedió a cerrar la jornada con los siguientes mensajes:

  • Las instalaciones y centros deportivos deben apoyarse en profesionales independientes en materia de eficiencia energética.
  • Hay que dejar a un lado las “modas” o “burbujas” pasajeras que sólo responden a intereses comerciales, y apostar exclusivamente por aquellas soluciones sensatas y que realmente cubran las necesidades.
  • Existen fórmulas financieras, públicas y privadas, que pueden cubrir aquellas necesidades que un centro no llegue a cubrir, y en estas soluciones hay que implicar siempre  a las empresas o agentes.
  • Hay que impulsar cambios jurídicos que permitan la ejecución de medidas sin valorar el destino de las ventajas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *