Éxito de público y foro de debate en la Universidad de Sevilla, Colegio de Aparejadores de Jaén e Instituto Politécnico de Sevilla

La Universidad de Sevilla, el IES Politécnico y el Colegio de Aparejadores de Jaén han sido tres de los escenarios en los que Apadge ha seguido divulgando su ponencia sobre  la Eficiencia Energética como oportunidad de negocio, el bien social que constituye y el ahorro económico que supone en las instalaciones donde se aplica. Asimismo, la figura del Gestor Energético como profesión ha sido otro punto clave de las disertaciones y posteriores debates; cómo evolucionar a ser un verdadero profesional del sector, dónde y cómo formarse para ello, qué tareas debe afrontar y cual es el nuevo contexto en el que se desarrolla esta profesión.

Entre los aspectos más relevantes destacaron:

–          El análisis de los datos objetivos sobre el sector nos ofreció una realidad muy precisa que refleja su evolución y sus expectativas;  un sector que en los últimos años no ha parado de crecer y que ofrece unas perspectivas de futuro muy interesantes.

–          El marco legislativo vigente fue el segundo tema de la exposición, en el que se palpa el respaldo que los órganos competentes en dicha materia hacen en la actualidad y de cara a los años venideros, asegurando así que la evolución del mercado se vaya regulando y canalizando del modo más adecuado para todos.

–          También se abordaron las definiciones más destacadas. Una vez analizado el sector de forma genérica, se repasaron las definiciones de los términos básicos y fundamentales del mismo: Eficiencia Energética, Gestión Energética y Empresa de Servicios Energéticos ¿Por qué? Porque antes de decidir si nuestro futuro profesional está en este campo, debemos saber acotar el terreno donde nos vamos a mover y, sin duda, estas definiciones no están nada claras aún para la mayor parte de las personas. Todos relacionamos la Eficiencia Energética con una serie de iconos verdes y tópicos como por ejemplo la venta de leds, las renovables y otros similares, que si bien es cierto que en ocasiones pueden provocar un ahorro energético, desde luego no comportan un plan de eficiencia energética integral, que es condición para un verdadero compromiso de ahorro verificable, medible y lógico.

–          El camino correcto o equivocado para evolucionar como profesional del sector energético fue otro de los puntos tratados. Precisamente por la confusión existente sobre los términos que regulan la profesión, la gran cantidad de “nuevos profesionales” que intentan entrar en este negocio y los buenos datos que hay al respecto… el intrusismo y las “malas prácticas” están a la orden del día, las cuales llevan tarde o temprano al fracaso. Se hace así fundamental establecer las líneas básicas de trabajo para el auténtico Gestor Energético, cuyas claves están en:

  • La Gestión Integral.
  • A ciclo completo.
  • Modos de financiación: Directa-Empresa de Servicios Energéticos / Estrategias de Ahorros Compartidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *